1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.

Europa planea crear un nuevo impuesto para las ventas por Internet

Tema en 'E-commerce' comenzado por Bhendito, 21 de Sep de 2017.

  1. Bhendito

    Bhendito Administrator Staff Member

    La Unión Europea está estudiando la creación de un nuevo impuesto para las ventas por Internet que gravaría las transacciones transfronterizas comunitarias y extracomunitarias. La nueva tasa tiene el objetivo de hacer que los gigantes tecnológicos como Facebook, Google o Amazon paguen más para equiparar sus impuestos al de las empresa tradicionales, pero puede tener un efecto muy negativo para los minoristas.

    Tras el último Consejo de Asuntos Económicos y Financieros (Ecofin), que reúne a los Ministros de Economía y Finanzas de los estados miembros de la UE, la Comisión Europea considera que el sistema impositivo actual no responde a la nueva realidad. En la actualidad, los gigantes de Internet pagan los impuestos de sus operaciones europeas en el país que más ventajas les ofrece. Por ello, establecen su sede en Estados con un impuesto de sociedades bajo, como Irlanda, y crean una red de empresas subsidiarias para trasladar los ingresos generados en otros países.

    Con motivo de obligar a que el pago de impuestos sea mayor en todos los países en los que operan estas compañías, Francia, Alemania, Italia y España, respaldados por otros Estados miembros, solicitaron en el Ecofin la creación de una tasa que grave el volumen de negocio online país por país y no solo los beneficios que se tributan en los países con leyes impositivas más propicias a sus intereses.

    La CE está de acuerdo con esta petición y por eso quiere estudiar un nuevo impuesto para las ventas de Internet. De momento se ha presentado un documento con un primer borrador que propone que las compañías paguen el IVA en las ventas transfronterizas comunitarias y extracomunitarias. La propuesta formal no llegaría hasta la primavera de 2018, y de salir adelante perjudicaría también a las empresas minoristas.

    eBay ya ha manifestado su desacuerdo y ha lanzado una campaña digital de recogida de firmas para pedir la cancelación de la propuesta y fomentar la creación de un mercado único digital. De acuerdo con el portal de eCommerce, la nueva normativa afecta negativamente a artesanos y microempresas, supone un incremento de precios para todos los consumidores y se traducirá en una reducción de volumen en el comercio transfronterizo europeo.
     

Comparte