[TUTORIAL] ¿Hay alguna forma de apostar sin riesgo?

Bhendito

Administrador
Equipo de administración
#1
Sin duda, apostar es una forma de ocio que cada vez practican más y más personas. Para algunas de ellas llega incluso a convertirse en una aventura altamente lucrativa.


Es cierto que no existe una fórmula mágica para hacerse rico apostando, sin embargo, sí que hay estrategias y herramientas que nos permiten minimizar el riesgo de pérdidas y, por lo tanto, darnos grandes beneficios a la larga. Si quieres saber cuáles son y empezar a formar parte del grupo de los ganadores, sigue leyendo.
Si estás leyendo esto, probablemente sea porque estás cansado de perder dinero en las apuestas deportivas online. No te preocupes, independientemente de que acabes de empezar o lleves años invirtiendo en estas plataformas, no es algo de lo que debas avergonzarte: le ocurre a la mayoría.
Las casas de apuestas tienen muy claro su papel: saben que a largo plazo tienen todas las de ganar y sus precisas cuotas les permiten jugar con cierta ventaja independientemente del resultado final de cada selección.

Sin embargo, no es imposible obtener beneficios de forma constante, pero eso sí, requiere de mucha sangre fría y de una férrea disciplina. Para acabar con un yield‘ positivo mes tras mes, lo primero que debemos hacer es reducir los riesgos de pérdidas al mínimo.
A continuación te contamos cómo:
  1. PONTE LÍMITES
Como ya hemos señalado anteriormente, apostar siempre conlleva riesgos. No importa si usas la mejor estrategia posible o te avalan años y años de experiencia: las apuestas seguras no existen. No lo son ni aquellas que todo el mundo asume como ganadoras. Por lo tanto, es bueno que solo juegues con dinero que te puedes permitir perder.
Dicho esto, si eres principiante, se recomienda empezar con límites muy marcados. Aunque puedas permitirte gastar grandes cantidades de dinero desde el mismo momento en que comienzas a apostar, lo mejor es adquirir experiencia primero y, luego, llegado el momento en el que te sientas seguro y realmente entiendas al 100 % todos los entresijos de esta actividad, aumentar el presupuesto.
Precipitarse puede ser muy perjudicial, pues un golpe de suerte al inicio es posible que te haga creer que ganar es muy fácil y, cuando quieras darte cuenta, estarás profundamente endeudado y rodeado de problemas.
  1. GESTIONA EL BANKROLL
Si eres novato, es probable que no te suene este término tan común dentro del mundillo de las apuestas.
El ‘bankroll’ hace referencia al capital del que disponemos dentro de la plataforma del operador. Y, ¿por qué es tan importante gestionarlo adecuadamente? Porque de ello dependerá el que obtengas beneficios a largo plazo o te arruines a la primera de cambio.

Por ejemplo, si tienes 50 dólares o equivalente ingresados en tu cuenta y en un par de apuestas lo pierdes todo, nunca serás un apostador sólido. Y no se trata de que puedas permitirte ingresar otros 50, porque a la larga lo único que harás será perder dinero, y no creemos que eso te haga especial ilusión.
Por lo tanto, el punto esencial aquí es apostar solo un determinado porcentaje de la cantidad total que tengamos depositada en la casa de apuestas que utilizamos. Normalmente, los expertos suelen recomendar no apostar más de un 10 % a un mismo mercado y nunca más de un 30 % a un tiempo.
Evidentemente, si queremos ganar grandes cantidades cuidando nuestro bankroll, deberemos disponer de un presupuesto considerable.
De lo contrario, es preferible ganar poco, pero ganar, que entrar en la espiral de ingresar una y otra vez (que hará que con el paso de las semanas la cantidad invertida supere con creces presupuestos que a priori nos parecían desmesurados; lo que se traduce en problemas económicos).
  1. ESPECIALÍZATE EN UNO O DOS DEPORTES EN CONCRETO
Saber un poco de todo y mucho de nada es lo peor que puede pasarle a alguien que apuesta. A no ser que te dediques profesionalmente a ello y este sea tu modo de vida, intentar dominar todos y cada uno de los deportes que recogen las casas de apuestas, así como sus diferentes competiciones, ligas o divisiones, no solo es una tarea prácticamente imposible, sino que es mucho más perjudicial que beneficiosa.

Lo mejor en estos casos es centrarse en uno o dos deportes en concreto. Esto te permitirá poner cerco a la información disponible, lo que te facilitará estar al tanto de todas las novedades y te hará detectar con mayor facilidad las apuestas ganadoras. Obtener beneficios que no son un simple resultado de la suerte y el azar, es sinónimo de conocimiento y estudio; o sea, el día a día de un buen apostante.
  1. ANALIZA TODOS LOS DATOS DE LOS QUE DISPONGAS
Hilando con el apartado anterior, tendrás más posibilidades de ganar si tus apuestas están fundamentadas. Para lograr esto debes estudiar a fondo todas las variables.



Por ejemplo, si apuestas al tenis, tienes que tener en cuenta aspectos como:
– La superficie: hay jugadores que bajan mucho sus prestaciones en función de la superficie en la que juegan. Y no solo eso, algunos incluso dependen de otros factores tales como la hora del partido, si la pista es cubierta o no, el número de sets a disputar o incluso las condiciones climatológicas.
Tomemos como ejemplo un Nadal – Thiem en tierra batida. Bien, a priori, aunque ambos tenistas se acoplan perfectamente a esta superficie, Nadal será, en condiciones normales, siempre el favorito. Sin embargo, hay varios aspectos que las bookies no tienen en cuenta y que pueden decantar la balanza a nuestro favor:
  1. a) No es igual la tierra de Madrid que la de Montecarlo. Las pistas de la capital española están a una altura considerable, lo que hace que la bola corra más y bote menos. Esto es algo con lo que Thiem se siente más cómodo.
  2. b) No es lo mismo jugar por la noche, a media tarde, después de un chaparrón o con un clima muy seco. Si lo que tenemos es una situación en la que la pista está relativamente húmeda, Nadal tendrá todavía más opciones de ganar, pues en estas condiciones, la bola bota mucho más y es más lenta, lo que resulta ideal para las características del jugador balear.
Torneo y nivel de motivación: la temporada tenística es muy larga y muy dura. Algunos torneos se disputan, más que por motivos deportivos, por compromisos económicos.
Además, la forma de los jugadores varía a lo largo del año en función del enfoque que cada jugador haya programado en la pretemporada y de la importancia que le den a cada tramo del año. Por lo tanto, a veces se dan sorpresas que, en realidad, no lo son tanto.
Por ejemplo, cuando un jugador de renombre disputa un torneo menor justo antes de un Grand Slam, existen altas probabilidades de que en determinado momento del mismo se borre.
Generalmente, estos jugadores se apuntan a estas citas de poco prestigio previas a los grandes campeonatos para rodarse un poco y alcanzar un punto de forma óptimo.
Una vez que lo logran, prefieren evitar posibles lesiones y reservar energías. De ese modo estarán en las mejores condiciones para optar al título importante.
Así que debes estar atento a cualquier indicio o actitud que te permita ‘layear’ a estos jugadores y obtener unos jugosos beneficios con una inversión mínima.
Para alcanzar esta excelencia existen numerosos blogs y páginas dedicadas a ofrecer todo tipo de información y exhaustivos análisis.
  1. BUSCA SIEMPRE LAS MEJORES CUOTAS
Elegir siempre las mejores cuotas es clave para compensar las pérdidas y obtener beneficios a largo plazo. Esto solo se consigue si tenemos cuenta de usuario en varias casas de apuestas. Con esta estrategia podemos comparar diversas cuotas y apostar siempre en la casa que nos ofrezca la más alta.

La diversidad nos ofrece además otras posibilidades muy atractivas. La primera es que cada casa ofrece promociones y bonus de lealtad muy diferentes entre sí y en ocasiones diferentes.
Por lo tanto, apostar con varias casas de apuestas nos permitirá acceder a todas estas ofertas que, si utilizamos bien, pueden suponer el empujón definitivo que estaba esperando nuestro ‘yield’ (y todo con cero riesgos).
A esto se le suma que, cuantas más casas de apuestas manejemos, más posibilidades tendremos de adaptar la apuesta a un escenario ganador.
Cada operador presenta unas condiciones de uso diferentes que hay que saber manejar. Por ejemplo, volviendo al mundo del tenis, si sabemos que uno de los jugadores está pasando por problemas físicos y la cuota de su oponente es alta, apostar por este último es una gran opción.
Sin embargo, en casos como estos es posible que el rival contra el que vamos a apostar se retire antes de que acabe el partido. Si eso sucede, solo ganaremos la apuesta si la hemos hecho en uno de los sitios que se conocen como ‘casas de un punto o de un set’.
De haber apostado, por ejemplo, en Bet365, la apuesta se daría como nula, pues esta casa solo contempla el resultado de una selección en los casos en los que el partido se completa íntegramente.
  1. UTILIZA UN SISTEMA
Pese a que el factor humano hace muy difícil establecer estrategias realmente sólidas, existen numerosos sistemas bastante efectivos para reducir los riegos a la hora de apostar.
Algunos de ellos son muy complejos y requieren de conocimientos matemáticos profundos, sin embargo, existen otros muy útiles y bastante sencillos. Uno de los más conocidos es el ‘trading’, directamente exportado de la especulación financiera en bolsa. En internet existen numerosas páginas dedicadas a este tema.
Tómate tu tiempo y estudia todos los sistemas que puedas hasta encontrar aquel que más se adapte a ti.

CONCLUSIÓN
Piensa siempre en el largo plazo y no actúes jamás por impulsos ni arrebatos.
Ten en cuenta que apostar sin riesgo es imposible, pero si mantienes la calma, eres capaz de afrontar con serenidad periodos de pérdidas y sigues nuestros consejos, acabarás por reducir esos riesgos al mínimo y convertir esta actividad en algo lucrativo que no hará más que traerte alegrías y agradables sorpresas.
 
Thread starter Similar threads Forum Replies Date
P Herramientas 2

Similar threads

Arriba