Los 7 errores típicos de la publicidad en Facebook

Bhendito

Administrador
Equipo de administración
#1
lista de los 7 errores de la publicidad en Facebook para que así puedas evitarlas a futuro y alcanzar el éxito que esperas en tus campañas.

1. Muchos productos en una sola publicación

Varias empresas aprovechan la publicidad en Facebook para dar a conocer múltiples productos, lo cual es bastante positivo para obtener presencia aislada de cada uno de ellos. A menos, por supuesto, que se utilice una sola publicación para llenar el recuadro de muchos artículos o servicios diferentes.

Mostrar publicaciones a modo de carrusel no es el problema, es que se agreguen muchas imágenes distintas en una sola de aquellas publicaciones. En términos generales, cuando el usuario tiene múltiples alternativas por elegir, podría llegar a ser más difícil conseguir una conversión.

2. Resaltar partes irrelevantes del mensaje

Una de las clásicas malas prácticas de la publicidad en Facebook es la de resaltar partes del mensaje -con mayúsculas o signos de exclamación- que no están bien explicadas, que no son importantes para el anuncio o que no tienen nada que ver con la imagen.

Un buen ejemplo es el siguiente mensaje “atiende nuestro evento y obtén COMIDA GRATIS”. ¿Por qué resaltar “comida gratis”? ¿Realmente queremos atraer gente sólo porque tiene hambre?

Al comenzar una campaña en esta red social, simplifica el mensaje, y aléjate de la tentación de resaltar aspectos que no son realmente importantes

3. Usar imágenes y mensajes ingeniosos pero inconexos

El ingenio: qué sería del mundo sin él. Su uso, sin embargo, a veces es indiscriminado y por lo tanto se vuelve muy fácil cometer errores de la publicidad en Facebook.

Si vas a hacer un juego entre la descripción del post y la imagen para potenciar el mensaje de tu producto a través del ingenio, preocúpate de que la conexión no sea demasiado rebuscada. Si eres capaz de encontrar ese punto medio, ten por seguro que la originalidad de tu publicación podría llegar a ser el anzuelo perfecto.

4. No existe un propósito claro en la publicación

Comenzar a enlistar casos al respecto nos tomaría toda la tarde. No especificar un propósito para el post de tu empresa es otra de las grandes malas prácticas de la publicidad en Facebook.

“Tenemos nuevas tiendas”, o “Hemos actualizado nuestros servicios” son mensajes demasiado vagos. Recuerda que las publicaciones siempre deben responder a esto: ¿cuál es su propósito? Indaga en la importancia para el cliente de que ustedes tengan nuevas tiendas, o de que sus servicios se hayan actualizado, apelando a atributos como la cercanía o la rapidez.

5. Olvidar el contexto

Tienes la imagen lista: bien. Es intuitiva, simple, directa: bien. Tiene un call-to-action inmerso (“descarga nuestro e-book gratis”): bien. No te explican por qué descargar el e-book: mal. A esto se le llama falta de contexto.

Recuerda contextualizar las publicaciones. Si la imagen es sencilla, mejor, pero de nada servirá si no le explicas a los usuarios por qué deben descargar ese libro gratuito. ¿A qué se dedica tu empresa? Sé breve. Dales una idea en pocas palabras.

6. Ser poco específico

Es bueno dirigirse al segmento indicado en la publicidad en Facebook y aspirar siempre a mejorar el contenido, pues así nos aseguramos de aumentar las conversiones. Sin embargo, si intentamos abarcarlo todo en una sola publicación, perderemos lo más importante: la especificidad del mensaje.

Recuerda ser específico. No escribas un bombardeo de información en cuatro líneas, ve al grano con un producto, con lo que hace tu empresa, con un ofrecimiento.

7. Demasiadas opciones

De los errores de la publicidad en Facebook, este es uno de los más fatales: ofrecer demasiadas alternativas.

Al igual que con poner muchas imágenes en un solo recuadro puede ser confuso, detallar muchas opciones de ofertas o promociones también puede alterar el entendimiento del usuario. No intentes agregar todo lo bueno en una sola publicación, apunta a un producto y nada más.
 

Similar threads

Arriba