• Este sitio usa cookies, propias y de terceros. Si continúa con nosotros entendemos que se acepta el uso de cookies. Más información.

[TUTORIAL] Requisitos Legales requisitos legales de una tienda online

Bhendito

Administrador
Equipo de administración
#1
Tanto para montar una tienda por el modelo de negocio dropshipping como para crear una tienda virtual para tu negocio tradicional, los requisitos legales son los mismos, estamos ejerciendo un negocio, y como tal debemos cumplir la ley, aunque es cierto que hay algunos aspectos a tener en cuenta porque no es necesario pagar impuestos o seguridad social desde primera hora, veamos las posibilidades que tenemos.

Dropshipping en España: Requisitos legales de una tienda online: Formas Jurídicas

Las formas jurídicas que tenemos a nuestra disposición son las mismas que tenemos cuando tenemos una empresa, a groso modo podemos darle a nuestra tienda o empresa las siguientes formas jurídicas:

  • Sociedad Anónima – S.A.
  • Sociedad Limitada – S.L. o S.L.U. (Sociedad Limitada Unipersonal)
  • Sociedad Civil – S.C.
  • Persona física.
  • Cooperativa
En todos los casos tenemos que estar dados de alta en la seguridad social como autónomos, actualmente la cuota del autónomo 256,72€ al mes, excepto en cooperativas que se paga seguridad social normal como trabajadores.

Las formas jurídicas que vamos a ver son las siguientes:

  • Sociedad Civíl
  • Sociedad Limitada
  • Persona Física
Dropshipping en España: Requisitos legales de una tienda online: Tributación

Hay 2 formas de tributar en España, una es por estimación directa y la otra es mediante módulos, la estimación directa implica que debes mantener una contabilidad y guardar todas tus facturas de compra y de venta al menos durante 5 años, y pagas en función de lo que ganas y cobras, siempre son cantidades variables y debes tener una previsión para pagar el IVA e IRPF.

La otra forma de tributar es mediante módulos. Toda empresa sea la forma jurídica que sea, debe darse de alta en el IAE, Impuesto de Actividades económicas, y cada tipo de actividad conlleva un código y según este código pagas una cantidad fija trimestralmente, que es sobre los 300€ trimestrales.

Esta forma de tributación puede usarse en Sociedades Civiles y en Personas Físicas, nunca en Sociedades Limitadas.

Además las Sociedades tanto las civiles como las limitadas, pagan un impuesto que se llama Impuesto de Sociedades, que es un 25% de los beneficios.

Dropshipping en España: Requisitos legales de una tienda online: Consideraciones

Esto es Falso: Hay una cosa muy importante a tener en cuenta, y es que no estamos obligados a estar dados de alta desde el principio, sólo es necesario hacerlo cuando hemos facturado 2500€(IVA incluído) o más en un mismo año. Y por tanto, puedes comenzar tu tienda online sin tener que estar desde el principio pagando, pagarás sólo cuando comiences a generar ingresos de manera regular.

Esto es Cierto: Además hay que tener en cuenta que si tienes una tienda física ya o una empresa y ya estás dado de alta en el autónomo, no necesitas pagar más, simplemente comenzas a vender con tu tienda online y no tienes que hacer nada a efectos legales, la tienda online sería lo mismo que tu empresa física.

Dropshipping en España: Requisitos legales de una tienda online: Más de una tienda online

Si tienes una tienda online que por ejemplo vende zapatos, y quieres abrir otra que venda artículos de pesca, tampoco necesitas hacer nada más, no tienes que darte de alta nuevamente en el autónomo ni nada, sólo ampliar tu Actividad Económica, en este caso sacar el epígrafe de venta de productos de pesca, y nada más. Con lo que una vez que estas pagando un sólo autónomo o cualquier forma jurídica que hayas elegido, puedes tener tantos negocios o crear tiendas online tantas como quieras.

¿es realmente rentable el dropshipping?
Llegados a este punto, y una vez que hemos roto el hielo para conocer qué es esto del Dropshipping, cabe preguntarnos ahora una cuestión clave que cualquier emprendedor se plantea a la hora de iniciar una nueva actividad: ¿es realmente rentable el Dropshipping?Tal y como he venido exponiendo hasta este momento, el Dropshipping es una nueva modalidad de negocio, de comercio electrónico concretamente, que cada vez está más de moda, sobre todo en plataformas de subastas online aunque cada vez son más los particulares que se deciden a optar por su propia tienda online con todo lo que ello conlleva (hosting, dominio propio, carrito de la compra propio, tienda propia, etc…).

En los Estados Unidos llevan años ya beneficiándose de este nuevo modelo tanto distribuidores como particulares y recientemente compañías Chinas han comenzado a introducirse en esta nueva forma de dar salida a sus productos con precios realmente ajustados e interesantes para los vendedores, permitiendo a estos últimos trabajar con margen de beneficios por venta realmente atractivos.

Ahora bien, ¿es el Dropshipping el maná añorado de Internet hasta el punto de convertirse en una verdadera salida profesional, una verdadera oportunidad de negocio a la que nos podamos dedicar? Pues realmente tiene mimbres para que, como en todo, con trabajo y tesón, así sea. Como ya he comentado en los anteriores post, el Dropshipping es un modelo de negocio tipo comercio electrónico con la gran novedad de que el vendedor no necesita stock de productos, distribución, almacenaje, etc etc con el consiguiente ahorro en cuanto a costes que ello supone.

Partiendo de esta sola idea, ya es un punto de partida positivo en tanto en cuanto la inversión inicial a realizar por el emprendedor se reduce hasta límites verdaderamente interesantes. Y todo gracias a que en este modelo, toda la operativa logística corre a cargo del Dropshipper o distribuidor, proveedor o fabricante. Tú te dedicas en exclusiva a vender su producto.

O dicho de otra forma, este es un modelo de negocio donde juegan un papel importante tres figuras claves: el cliente, el proveedor y tú, como vendedor. Hasta ahora el ecommerce estaba basado en el siguiente procedimiento: tú, como vendedor, comprabas los artículos que querías vender al mayorista y te encargabas de su almacenamiento, distribución, mantenimiento, etc… con los consiguientes costes que ello suponía. El cliente te compraba a tí el artículo y tú te encargabas de hacérselo llegar. Con el Dropshipping, el modelo cambia. Tu cliente te compra a tí el artículo y tú te encargas de pedir ese artículo a tu dropshipper o fabricante que se encarga de distribuirlo o hacérselo llegar al cliente con tus datos. El hecho clave por lo tanto se divide en dos:

  • Por un lado, tienes un sustancial ahorro en cuanto a los costes de poner en marcha tu negocio.
  • Por otro lado, y condicionante de lo anterior, será tu dropshipper el encargado de toda la logística necesaria para hacer cumplir con el pedido. Pero no sólo eso, el Dropshipping está evolucionando a ritmos tan vertigionosos que como nuevas prestaciones los dropshipper están comenzando a enviar los productos a los clientes con los datos tuyos como auténtico vendedor. Es decir, tu cliente en ningún momento conoce la existencia del dropshipper.
Que duda cabe que, con todos estos datos, parece a primera vista que el Dropshipping tiene un conjunto de mimbres de partidas que nos permitirán hacer un buen cesto que será nuestro negocio online. Pero como veremos más adelante, el Dropshipping, como todo, tiene una serie de ventajas e inconvenientes que es necesario tener claro. Pero eso es ya tema de otro post.
 

Similar threads